TRUEKENET

Blog Archives

Posts Tagged ‘ apuntes de economía ’


CRISIS Y REVOLUCIÓN EN ISLANDIA

Written by TRUEKENET
enero 31st, 2011

Esta es, brevemente, la historia de los hechos:

  • A finales de 2008, los efectos de la crisis en la economía islandesa son devastadores. En octubre se nacionaliza Landsbanki, principal banco del país. El gobierno británico congela todos los activos de su subsidiaria IceSave, con 300.000 clientes británicos y 910 millones de euros invertidos por administraciones locales y entidades públicas del Reino Unido. A Landsbanki le seguirán los otros dos bancos principales, el Kaupthing el Glitnir. Sus principales clientes están en ese país y en Holanda, clientes a los que sus estados tienen que reembolsar sus ahorros con 3.700 millones de euros de dinero público. Por entonces, el conjunto de las deudas bancarias de Islandia equivale a varias veces su PIB. Por otro lado, la moneda se desploma y la bolsa suspende su actividad tras un hundimiento del 76%. El país está en bancarrota.
  • El gobierno solicita oficialmente ayuda al Fondo Monetario Internacional (FMI), que aprueba un préstamo de 2.100 millones de dólares, completado por otros 2.500 millones de algunos países nórdicos.
  • Las protestas ciudadanas frente al parlamento en Reykjavik van en aumento. El 23 de enero de 2009 se convocan elecciones anticipadas y tres días después, las caceroladas ya son multitudinarias y provocan la dimisión del Primer Ministro, el conservador Geir H. Haarden, y de todo su gobierno en bloque. Es el primer gobierno (y único que yo sepa) que cae víctima de la crisis mundial.
  • El 25 de abril se celebran elecciones generales de las que sale un gobierno de coalición formado por la Alianza Social-demócrata y el Movimiento de Izquierda Verde, encabezado por la nueva Primera Ministra Jóhanna Sigurðardóttir.
  • A lo largo del 2009 continúa la pésima situación económica del país y el año cierra con una caída del PIB del 7%.
  • Mediante una ley ampliamente discutida en el parlamento se propone la devolución de la deuda a Gran Bretaña y Holanda mediante el pago de 3.500 millones de euros, suma que pagarán todos las familias islandesas mensualmente durante los próximos 15 años al 5,5% de interés. La gente se vuelve a echar a la calle y solicita someter la ley a referéndum. En enero de 2010 el Presidente, Ólafur Ragnar Grímsson, se niega a ratificarla y anuncia que habrá consulta popular.
  • En marzo se celebra el referéndum y el NO al pago de la deuda arrasa con un 93% de los votos. La revolución islandesa consigue una nueva victoria de forma pacífica.
  • El FMI congela las ayudas económicas a Islandia a la espera de que se resuelva la devolución de su deuda.
  • A todo esto, el gobierno ha iniciado una investigación para dirimir jurídicamente las responsabilidades de la crisis. Comienzan las detenciones de varios banqueros y altos ejecutivos. La Interpol dicta una orden internacional de arresto contra el ex-Presidente del Kaupthing, Sigurdur Einarsson.
  • En este contexto de crisis, se elige una asamblea constituyente el pasado mes de noviembre para redactar una nueva constitución que recoja las lecciones aprendidas de la crisis y que sustituya a la actual, una copia de la constitución danesa. Para ello, se recurre directamente al pueblo soberano. Se eligen 25 ciudadanos sin filiación política de los 522 que se han presentado a las candidaturas, para lo cual sólo era necesario ser mayor de edad y tener el apoyo de 30 personas. La asamblea constitucional comenzará su trabajo en febrero de 2011 y presentará un proyecto de carta magna a partir de las recomendaciones consensuadas en distintas asambleas que se celebrarán por todo el país. Deberá ser aprobada por el actual Parlamento y por el que se constituya tras las próximas elecciones legislativas.
  • Y para terminar, otra medida “revolucionaria” del parlamento islandés: la Iniciativa Islandesa Moderna para Medios de Comunicación (Icelandic Modern Media Initiative), un proyecto de ley que pretende crear un marco jurídico destinado a la protección de la libertad de información y de expresión. Se pretende hacer del país un refugio seguro para el periodismo de investigación y la libertad de información donde se protegan fuentes, periodistas y proveedores de Internet que alojen información periodística; el infierno para EEUU y el paraíso para Wikileaks.

Más información en los siguientes enlaces:

http://www.kaosenlared.net/noticia/islandia-gobierno-cae-debido-movilizaciones-masas

http://www.elpais.com/articulo/primer/plano/Islandia/queda/felicidad/elpepueconeg/20100117elpneglse_2/Tes

http://nosinmibici.com/2011/01/23/2073/

Incluso se ha realizado un documental:

http://www.cinencuentro.com/2009/10/07/god-bless-iceland-la-crisis-en-islandia/

Una oportunidad para cambiar

Written by TRUEKENET
enero 11th, 2011

Ignacio López, analista de mercados internacionales, nos habla de la situación económica actual: el origen de la crisis, su evolución y planteamientos para el futuro. Interesante para reflexionar.

El experimento del “dinero gratuito” de Wörgl

Written by TRUEKENET
diciembre 24th, 2010

La voluntad política existió a principios de los años treinta en el pequeño municipio austriaco de Wörgl am Inn, en donde se introdujo oficialmente y dentro de un marco regional limitado una nueva moneda con tasa de garantía de circulación. El trasfondo venía dado por la crisis de la economía mundial con sus terribles consecuencias en forma de desempleo masivo. Este se explicaba por la política de deflación de los bancos centrales de la época, en Austria y en Alemania, es decir, una reducción de la cantidad de dinero, que se adaptaba a las menguantes reservas de oro. (Se había llegado a esas desviaciones masivas de oro a consecuencia de las crisis bancarias en los EE.UU. y la rescisión de los créditos americanos concedidos a Austria y Alemania). Debido a la reducción del dinero el flujo dinerario había empezado a detenerse, y con él el flujo de mercancías, de forma que cada vez eran más las empresas que quebraban. La equivocada política de deflación de los bancos centrales y de los gobiernos a la sazón estranguló la economía en toda regla, precipitándola hacia la crisis.

Era en este contexto que en 1932 el municipio de Wörgl decidió introducir una moneda alternativa con garantía de circulación, para de este modo volver a estimular el flujo de dinero y de mercancías en su región. Este dinero circulante, liberado del interés, por lo cual se le llamó “dinero gratuito”, se pagó a todos los empleados de la administración municipal. Además participaban en el experimento empresas radicadas en la región, y muchas de las tiendas locales aceptaban este dinero como medio de pago. De forma que este dinero en poco tiempo adquirió un elevado grado de aceptación, convirtiéndose en una especie de medio de pago generalizado. La moneda austriaca oficial, que seguía vigente, fue siendo reemplazada más y más por el “dinero gratuito”. Por el dinero gratuito gastado se recogían el importe equivalente de chelines austriacos, y se constituía en depósito. Ya a los pocos meses se observaron efectos asombrosos de este experimento de “dinero gratuito”: mientras el desempleo masivo seguía subiendo dramáticamente en todas partes, en Wörgl disminuyó en el curso de un solo año en un 25%. La vida económica, muy paralizada anteriormente, volvió a florecer, y la miseria social fue reduciéndose de forma visible. La gente volvía a abrigar fundadas esperanzas de que la economía volviera a recuperarse.

La ejecución práctica de la garantía de circulación tomó el siguiente aspecto concreto: En cada billete había 12 casillas, y cada una representaba un mes del año. Una vez transcurrido el mes el billete sólo conservaba su valor y era aceptado cuando se había pegado un sello por valor del 1% del nominal en la casilla correspondiente. Quien retenía un billete durante 12 meses sólo podía volver a ponerlo en circulación si tenía pegado un sello en cada una de las 12 casillas.  El retener 100 chelines durante 12 meses costaba por tanto una tasa de 12 chelines (es decir, un 12%).

Cuanto más rápido se volvía a poner en circulación el dinero, más fácil era eludir la tasa. Con la correspondiente publicidad se había conseguido que la población entendiera el principio fundamental, y la mayoría se atuvo a las reglas del juego pactadas. Los sellos se podían comprar en oficina pública y en entidades de emisión autorizadas, y los ingresos iban a parar a las arcas municipales.

El desbloqueo del dinero

La consecuencia de este nuevo ordenamiento fue que el dinero ingresado no se retenía, sino que se entregaba rápidamente. Cabría pensar que por la circulación acelerada del dinero debería producirse una inflación. Pero no es el caso, pues cada cual sólo puede volver a gastar tanto dinero como ha ingresado por medio del trabajo y de la producción, es decir, por la creación de valores reales. Al dinero gastado se le enfrenta en el otro lado de la balanza la mercancía, que no hacen más que esperar a ser vendidas. Lo que sucede con la garantía de circulación es meramente un desbloqueo del dinero, no un desbordamiento ilimitado del flujo dentro del circuito dinerario.

La circulación sí se podría desbordar cuando el dinero, como sucede en los sistemas dinerarios predominantes, se atesora durante largo tiempo y en grandes cantidades, es decir, cuando se acumula cada vez más dinero, y de repente retorna de forma irruptiva al circuito por algún motivo especulativo (como motivado por especulación de divisas). Entonces sí parece como si se hubieran roto todos los diques. Cuando revienta de verdad el agua embalsada, se producen grandes devastaciones. En cambio, si el arroyo no se hubiera embalsado hasta constituir una gran presa, sino que se le hubiera permitido seguir su curso natural, no se habría producido la inundación. De forma similar sucede con el dinero: el atesoramiento especulativo y la repentina inundación del circuito dinerario mediante la liberación del dinero acumulado son quienes crean los problemas y las inestabilidades que con un fluir de carácter continuado nunca podrían producirse.

Wörgl: la destrucción de una utopía concreta

Por cierto, que el experimento del “dinero gratuito” en Wörgl no murió fracasado, sino al revés: murió de éxito. Los increíbles efectos revitalizantes sobre la economía de la región de Wörgl habían despertado un interés creciente hacia este experimento piloto – rebasando incluso las fronteras austriacas. Gentes de todo el mundo acudían para conocer más de cerca las causas del “milagro de Wörgl”. Parece que sólo en Austria hubo más de cien municipios con la intención de introducir un sistema de dinero alternativo con garantía de circulación. Fue esta evolución la que hizo que el banco central austriaco echara el freno de emergencia y entablara un pleito contra el municipio de Wörgl invocando su monopolio en los asuntos de aprovisionamiento monetario – que le fue reconocido por los tribunales.

Con ello quedaba destruido por las fuerzas contrarias un experimento portador de grandes esperanzas, la utopía concreta de un sistema dinerario exento de interés. Pero tales reveses no alteran para nada el hecho de que es importante seguir manteniendo con vida las visiones alternativas de un futuro que defiende los valores de la vida, desarrollándolas y difundiéndolas, despertando el recuerdo de ejemplos históricos cuando estos vayan a perderse. Por supuesto que dentro del movimiento de la economía libertaria sigue siendo del conocimiento general el experimento del dinero gratuito de Wörgl, pero fuera de ella apenas se comenta en los tiempos actuales. Y eso que los estudios de este ejemplo y de otros modelos experimentales de sistemas dinerarios y de trueque alternativos podrían estimular de forma importante ensayos parecidos, adaptados a los tiempos actuales.

¿Dinero electrónico con garantía de circulación?

Para una economía nacional y en los tiempos actuales la configuración técnica de la garantía de circulación ciertamente se vería diferente de la que entonces se empleó en Wörgl. Si se piensa que ya ahora una parte creciente de los pagos se realiza sin transferencias físicas (mediante cheques, transferencias, tarjetas de crédito, de teléfono, etc.), y que dicha proporción va a seguir aumentando, debería pensarse a largo plazo en un adeudo electrónico automático de la tasa de garantía de circulación. En cada registro electrónico en la tarjeta de crédito o de una tarjeta monedero (en grandes almacenes, bancos, teléfonos públicos, transportes públicos, etc.) se podría calcular el importe que correspondiera a cada período de inactividad en el uso del dinero, descontándose. Los ordenadores de los bancos hoy día ya están deduciendo automáticamente los intereses en caso de descubiertos, enviando la liquidación a fin de mes. ¿Por qué no iba a ser posible entonces en relación con el dinero inactivo y retenido en las cuentas? Con la diferencia de que las tasas no irían a los bancos, sino a las arcas públicas. Quien quiera evitar esta tasa de garantía de circulación sólo necesita pasar su dinero desde la cuenta corriente a la cuenta de ahorro, en donde no pagaría tasas, y desde donde podrían fluir como crédito a otros participantes de la economía, necesitados de flujos dinerarios.

Al menos para los pagos sin soporte físico el dinero electrónico podría venir dotado de una tasa de garantía de circulación, si existiera esa voluntad política. Y para el dinero en metálico que aún circula se podrían encontrar vías técnicamente factibles y jurídicamente válidas – aunque fuera para los billetes más grandes. (En los billetes pequeños o en las monedas, no se suelen atesorar las grandes sumas de dinero, y las pequeñas cantidades atesoradas no suponen mayor molestia al circuito económico.

De: Bernd Senf, “Der Nebel um das Geld”

[http://userpage.fu-berlin.de/~roehrigw/senf/woersenf.html#woegl]

traducido por Marga Vidal; June 2004

Los documentos secretos de Wall Street

Written by TRUEKENET
diciembre 14th, 2010

Más información sobre el tormentoso culebrón económico que sufrimos en estos tiempos.

Para más información: Investiguen por ahí.

Los documentos secretos de Wall Street:

La estafa más gigantesca de la historia al descubierto

¿Qué te parecería si por fin queda al descubierto que el dinero PÚBLICO de los estadounidenses fue a parar a los bancos centrales internacionales y a las instituciones banqueras/compañías más importantes en todo el mundo (concretamente 18 instituciones y compañías como General Electric y Verizon Communications) A INTERES CERO y que después esos mismos bancos centrales e instituciones financieras PRESTAN A LOS GOBIERNOS, COMPAÑÍAS Y PARTICULARES ESE MISMO DINERO A INTERESES DE DOS A CUATRO VECES SUPERIORES A LO QUE A ELLOS LES COSTÓ?

¡Bienvenido al mundo real de Matrix! Ese es exactamente el esquema de una de la mayores estafas de la historia mundial que ha quedado expuesta recientemente por los balances FINALMENTE EXPUESTOS de la RESERVA FEDERAL DE LOS ESTADOS UNIDOS.

Ríete de los planes de rescate OFICIALES del mundo financiero en todo el mundo. Han sido una mera cortina de humo para tapar la gigantesca y BILLONARIA estafa que en realidad ha tenido lugar.

Tres notas de resumen:

1. La estafa se contabiliza en billones (trillions americanos): numeritos con doce ceros.

2. Wikileaks no ha fitrado nada de esto (su especialidad son los asuntillos menores o los que favorecen a Soros Corp. and friends). Los detalles de todo esto están en la propia página web de La Reserva Federal desde hace unos días por haberse visto obligada, después de dos años, a mostrar esta parte de una aun no completada auditoría.

3. Los medios de comunicación, en general, están silenciando DE NUEVO este asunto GIGANTESCO.

4. El rescate multimillonario de la Fed no se limitó a empresas de Wall Street y grandes bancos sino algunas de las mayores corporaciones del país, tales como  General Electric, McDonald’s, Caterpillar, Harley Davidson, Toyota y Verizon.

5. Entre las instituciones financieras, Goldman Sachs recibió $600 mil millones; Morgan Stanley $2 billones; Citigroup, $1.8  billones; Bear Stearns,  $1 billón, y Merrill Lynch,  $1.5 billones en créditos a corto plazo de la Fed.

6. Deutsche Bank vendió a la Fed más de $290 mil millones en securities de hipotecas. Credit Suisse, le vendió a la Fed más de  $287 mil millones en bonos de hipoteca.


EXPLICACION DE LA CRISIS ECONOMICA

Written by TRUEKENET
noviembre 28th, 2010

Riámonos un rato con las incongruencias del absurdo sistema económico imperante y globalizado en nuestros días (bueno, tal vez no resulte tan “absurdo” para los que se llevan la pasta, ellos están encantados mientras joden a la gente). Riánse, riánse por un momento y luego piensen si pueden contribuir en algo para cambiar las cosas.

Economía Solidaria

Written by TRUEKENET
noviembre 20th, 2010

La Economía Solidaria es un modo especial de hacer economía, es decir: producir, distribuir recursos, bienes y servicios, comercializar y consumir, y desarrollarse dentro de unas relaciones sociales solidarias para satisfacer las necesidades humanas, desde una integralidad socio-política y cultural.


Historia: ¿De dónde viene la Economía Solidaria?

Antes de arrancar con las especificidades de la Economía Solidaria queremos dar respuesta a la pregunta: ¿ De dónde sale este nuevo fenómeno de economía? No es algo nuevo que hoy en día en nuestro mundo la forma más dominante de hacer economía es el capitalismo y neoliberalismo. Estas formas de economía tienen como características la industrialización de la producción, y se otorga la mayor importancia al factor ganancias, las que casi siempre se quedan centralizadas en manos de una minoría. Dentro de esta realidad se ha podido ver varios cambios sociales también. Con la riqueza que consigue uno, más pobreza reciben otros. Gente que no tienen posibilidad de aprovechar la carrera económica, se ve muchas veces confrontada con situaciones de pobreza extrema, salarios bajos y un costo de vida bien alto al mismo tiempo. Los grados del desempleo actual llaman a estas personas a buscar alternativas para la sobrevivencia personal y familiar.

Iniciativas alternativas que nacen son:
Iniciativas informales: Las iniciativas informales proporcionan bienes y servicios que el mercado formal no brinda, pero que responden a las necesidades de la gente; por ejemplo, las redes de trueque.
Microempresas: Estas organizaciones están compuestas por pequeños talleres o negocios que pueden ser de carácter familiar, de pocos socios o individual. Se trata de una unidad de trabajo que busca garantizar un ingreso estable. Algunos ejemplos de microempresas pueden ser: talleres de costura, de artesanía, panadería, colmados, comedores etc.
Cooperativas: Son unidades socioeconómicas pequeñas, integradas por personas que se asocian para trabajar y buscar alternativas a sus necesidades económicas, sociales y culturales. Generalmente funcionan con capital reducido, tecnología artesanal o simple y sus integrantes establecen relaciones solidarias y de colaboración. Buscan autogestionar colectivamente las actividades de la organización y tener un capital de ahorro.
Y allí nace la Economía Solidaria…

Características de Economía Solidaria:

La Economía Solidaria es un modo especial de hacer economía, es decir: producir, distribuir recursos bienes y servicios, comercializar y consumir, y desarrollarse dentro de relaciones sociales solidarias para satisfacer las necesidades humanas, desde una integralidad socio-política y cultural. Nace generalmente en sectores populares y es creada para enfrentar carencias o necesidades concretas, por el propio esfuerzo de la gente y con la utilización de los recursos propios.

Los objetivos de iniciativas de Economía Solidaria son:
• Evitar a los intermediarios y especuladores
• Generar fuentes de trabajo
• Mejorar la alimentación de sectores marginados
• Recuperar tradiciones culturales
• Impulsar la organización de comunidades
• Mejorar las condiciones de vida
• Constituirse en un medio técnico
• Brindar un servicio a la comunidad

Iniciativas de economía solidaria trabajan con ciertos mecanismos que promueven la participación, la democracia de su propia gestión, y aspiran la autogestión y la autonomía integral.


Valores y Metodología de trabajo:

• Participación libre de parte de los miembros
• Decisiones entre l@s miembros del grupo
• No explotación de trabajo
• No opresión política
• No dominación cultural
• Los excedentes son de todos/as
• Una parte significativa del excedente es destinada a la expansión de la propia red, a estudios a realizar y para crear beneficios y servicios para la comunidad
• Autodeterminación de los fines (espíritu de cooperación y colaboración)
• Integración del pueblo
• .Trabajo con la naturaleza (buscando la forma de mantener el equilibrio de ecosistemas).
• Respecto a la cultura.

El FACTOR C (llamado así por el enfoque específico en la Cultura, la Comunalidad, la Convivencia, el Compartir y la Coordinación) marca la gran diferencia entre las economías dominantes y la Economía Solidaria.

Entrevista a Carlos Taibo: El decrecimiento es el futuro

Written by TRUEKENET
noviembre 19th, 2010

No podemos seguir produciendo a costa de los recursos limitados del planeta, de los ciudadanos del Tercer Mundo o incrementando el cambio climático. Decrecer es necesario y supone un cambio de valores, como desarrolla Carlos Taibo en su libro ‘En defensa del decrecimiento’ (Editorial Catarata).

El decrecimiento es el futuro. Carlos Taibo, profesor de Ciencia Política en la UAM. La crisis existente se centra en la economía, pero no es la más importante a la que asistimos.

-¿Qué hay más allá del descalabro financiero?

-Creo que hay como poco otras tres crisis importantes. La primera se llama cambio climático, que es un proceso ya activo que no tiene ninguna consecuencia saludable. La segunda es el encarecimiento inevitable en el corto y medio plazo de la mayoría de las materias primas energéticas que empleamos y la tercera y ultima, por dejar las cosas ahí, es la sobrepoblación que afecta a buena parte del planeta. La crisis financiera es la única que interesa a nuestros medios de comunicación y a nuestros gobernantes y creo que se ha traducido en un retroceso visible en el tratamiento de las otras tres. Algo que me aconseja concluir que el escenario es realmente muy delicado.

-¿Por qué afirma que “desde la economía oficial se confunden interesadamente crecimiento y bienestar” y por qué considera falsa esa afirmación?

-Uno de los grandes mitos de la economía oficial es el del crecimiento. La economía oficial dice que el crecimiento genera cohesión social, que facilita el asentamiento de los servicios públicos y que dificulta el crecimiento del desempleo y de la desigualdad. A mí me parece que sobran las razones para cuestionar todo esto. El crecimiento económico no provoca necesariamente cohesión social, y se traduce a menudo en agresiones medioambientales literalmente irreversibles, facilita el agotamiento de recursos escasos que no van a estar a disposición de las generaciones venideras y nos sitúa en un marco de un modo de vida esclavo que nos aconseja concluir que seremos más felices cuantos más bienes acertemos a consumir. Todas estas “verdades” merecen ser cuestionadas hipercríticamente.

-¿Qué efectos negativos planetarios ha tenido el crecimiento del mundo occidental?

-El crecimiento del mundo occidental se ha traducido en dos circunstancias importantes que tienen que ver, no ya con el crecimiento, sino con el propio capitalismo. La primera nos habla de un sistema incapaz de resolver los problemas vitales de la mayoría de los habitantes del planeta. Y la segunda se refiere al despliegue de procedimientos de agresión contra la naturaleza que ponen en peligro la vida de la especie humana y de las demás especies. Con ello no estoy afirmando que en todo momento el crecimiento haya sido un factor negativo.

-Asegura que “el crecimiento en los países del Norte propicia el asentamiento de un modo de vida esclavo”, ¿por qué?

-Porque nos invita a concluir que vamos a ser más felices cuantas más horas trabajemos, más dinero ganemos y más bienes acertemos a consumir. En el libro me refiero a los tres pilares de esta sinrazón: el primero es la publicidad que nos obliga a comprar lo que no necesitamos, el segundo es el crédito que nos permite conseguir los recursos aún cuando carezcamos formalmente de ellos, y el tercero y último es la caducidad, los bienes están programados para que dejen de servir en un periodo de tiempo muy breve y nos veamos en la obligación de adquirir otros nuevos.

-Entonces, ¿el decrecimiento trae consigo un modo de vida más libre, basada en el principio de “Trabajar menos para trabajar todos”?

-Al menos puede traerlo. Nos invita a liberarnos de determinadas ataduras y a ser más conscientes de lo que hacemos. La apuesta de quienes defendemos el decrecimiento es generar un escenario en el que trabajando menos, consumiendo menos, y dedicando más tiempo a la vida social, la calidad de nuestra vida se acreciente sensiblemente. Acrecentaría el tiempo dedicado a la vida social, en detrimento del consumo, la producción o la competición. El decrecimiento implicaría la gestación de fórmulas de ocio creativo, acarrearía el reparto del trabajo -que es una vieja demanda sindical que ha ido cayendo en el olvido-, nos obligaría a reducir el tamaño de mastodónticas infraestructuras de transporte y de comunicación, permitiría un vuelco sobre lo local en vez de sobre lo global y reclamaría una relación de simplicidad voluntaria y de sobriedad que creo que cada vez falta más entre nosotros. Lo que tenemos que hacer desde el principio es preguntarnos si la vida que llevamos en sociedades marcadas por el trabajo y por el consumo es realmente la vida que nos gusta.

-Eso supone un importante cambio de mentalidad…

-Claro. Más que dificultades técnicas o tecnológicas en el decrecimiento -que no las aprecio, y en cualquier caso serían menores que las vinculadas con los proyectos de crecimiento-, creo que lo que implicaría sería un cambio de chip mental que tendría que ser radical. Aprender a relacionarnos con los restantes seres humanos y con la naturaleza de manera diferente.

-Pero, ¿cree que las empresas dejarían de producir por sí mismas, a menos que los ciudadanos dejemos de consumir?

-Creo que deberíamos dejar de consumir por un lado, y por otro ejercer presión para que aquellas empresas que se dedican a producir bienes lesivos para la naturaleza dejen de hacerlo. En cualquier caso nuestra apuesta tiene que ser por cerrar parte de la actividad en industrias como la automovilística, la militar, la de la aviación, la de la construcción o la de la publicidad, por proponer cinco ejemplos. Alguien se preguntará, ¿qué hacemos con los millones de trabajadores que en la UE quedarían en desempleo de resultas de lo anterior? Pues por un lado colocarlos en una economía social y medioambiental que tiene que crecer y por el otro repartir el trabajo en los sectores económicos que permanecerían sobre el terreno.

-¿El dinero tiene que volver a tomar cariz humano, social y medioambiental?

-Supongo que a la larga nuestro propósito sería abolir el dinero, pero si en sociedades complejas tenemos que seguir utilizando estos instrumentos, en efecto, habría que dedicar no ya al dinero, sino al conjunto de las actividades económicas, una dimensión social y medioambiental mucho más grande de la que tienen hoy.

-Afirma que hay un tiempo para cambiar, que “si no decrecemos voluntariamente y racionalmente tendremos que hacerlo obligados por las circunstancias de carestía de la energía y el cambio climático”. ¿Qué supone hacerlo en uno u otro caso?

-Es claramente preferible -ya que tenemos que decrecer porque el planeta tiene sus límites-, hacerlo de manera consciente, racional, solidaria, social y ecológica, y no aguardar a que el capitalismo global que padecemos se desfonde y genere un caos de escala planetaria El decrecimiento es el futuro. Carlos Taibo, profesor de Ciencia Política en la UAM que por fuerza llevará aparejado un sufrimiento ingente para la mayoría de los habitantes del planeta. Creo que al final ese es el mensaje central, que empleo en el libro.

-Ante la crisis, ¿cuáles son los posibles escenarios futuros?

-Yo manejo dos escenarios distintos. Uno nos habla de un renacimiento de los movimientos de contestación, que probablemente van a ver cómo muchos de los mensajes aparentemente radicales que emitían, van a encontrar un mayor caldo de cultivo. El otro escenario lo llamo darwinismo social militarizado, y son fórmulas que recuerdan poderosamente a muchas de las políticas que abrazaron los nazis alemanes ochenta años atrás. Implican que desde algunos de los principales estamentos del poder político y económico -conscientes de la escasez general que se avecina-, se decida preservar esos recursos escasos en provecho de una escueta minoría de la población planetaria, de la mano de proyectos por fuerza violentos.

-¿De qué dependerá que se viva una u otra opción?

-En buena medida de nosotros, de nuestra lucidez a la hora de ser capaces de modificar las reglas del juego, de plantear en serio a los dirigentes políticos horizontes distintos de los que ellos mismos están defendiendo ahora. Eso sería ahora que tenemos tiempo, aunque empieza a faltarnos. De cualquier manera hay algunos datos incipientes que demuestran que los ciudadanos de a pie empiezan a percatarse de la sinrazón de nuestra actual forma de vida.

-Centrémonos en el segundo escenario. ¿Son posibles las revueltas de una sociedad descontenta, que quiere mantener sus privilegios y estado económico y expulsa a los más pobres e indefensos?

-Creo que es perfectamente creíble que en ese escenario de darwinismo social militarizado se produzca lo que tú estás sugiriendo, y en realidad sospecho que muchas de las políticas que empiezan a emerger en los países ricos hunden sus raíces en proyectos de esa naturaleza. No es estrictamente preciso hablar de revueltas. Si uno presta atención a las nuevas leyes sobre inmigración que está aprobando la aparentemente civilizada UE, estará obligado a concluir que algo de esto se está cociendo.

-¿Por qué estamos tan convencidos de que no se repetirán las soluciones tomadas por el nazismo, donde una parte escogida de los ciudadanos se alzaron con los recursos, privando a otros de ellos?

-No estamos tan convencidos, porque el riesgo de retornos autoritarios está presente en nuestras sociedades y que ese riesgo se acrecienta en escenarios de crisis. Los políticos y medios de comunicación quieren que creamos que el fin de la crisis está cerca, pero es un procedimiento de manipulación que se encamina a conseguir que los ciudadanos no se hagan las preguntas de fondo. El procedimiento acabará por chocar con la realidad. Tenemos que empezar a cuestionar la idea de que nos hallamos ante un capitalismo que registra crisis cíclicas. Sospecho que no va a haber ninguna etapa de bonanza en el futuro, a menos que cambien drásticamente las reglas del juego, algo que no aprecio en ninguna de las medidas contra la crisis que abrazan nuestros gobernantes.

-El miedo de los propios ciudadanos alemanes les convirtió en seres entregados y obedientes. Fue un miedo creado artificialmente por Hitler y afines. ¿En qué puede desembocar unos ciudadanos con miedo a que los inmigrantes les quiten el trabajo, a no tener qué comer, a perder su bienestar…?

-En primer lugar en actitudes visiblemente hostiles y castigadoras frente a las minorías foráneas que están presentes en nuestros países. Creo que este es un dato fundamental. Has mencionado una palabra decisiva: miedo. Lo que creo que va a ocurrir es que nuestros gobernantes van a intentar amedrentar a la ciudadanía de la mano de mensajes del tipo “si quieren ustedes conservar una parte de sus privilegios,El decrecimiento es el futuro. Carlos Taibo, profesor de Ciencia Política en la UAM acepten sin rechistar el conjunto de restricciones de derechos que vamos a intentar desplegar los gobernantes”.

-¿Podríamos incluso asistir a la extinción democrática?

-Es uno de los riesgos que está en el horizonte, o en su defecto una reducción dramática de nuestros derechos justificada legalmente sobre la base de procedimientos aparentemente democráticos. Creo que este es un horizonte perfectamente creíble en los países democráticos

-¿Cuál es su propuesta alternativa? ¿Necesitamos volver a una conducta colectiva, creando un movimiento en favor del decrecimiento?

-Tenemos necesidad de hacerlo, pero tenemos también la obligación de modificar nuestros hábitos cotidianos. Creo que una de las ideas del pasado que conviene cuestionar es la de que sólo vamos a transformar esto si actuamos de manera colectiva. Tenemos que actuar colectivamente, pero difícilmente vamos a modificar las cosas si en nuestra vida cotidiana no somos capaces de introducir esos valores que reivindicamos para el futuro.

El porqué de los créditos

Written by TRUEKENET
septiembre 28th, 2010

La versión beta de Truekenet ya lleva varios meses funcionando.  Durante este periodo de pruebas hemos ido añadiendo nuevas funciones, rectificando cosas, solucionando errores y atendiendo a todas las opiniones y sugerencias acerca del portal. Este periodo de pruebas, que pronto acabará para dar paso a la versión completa, ha resultado muy fructífero y necesario, tanto para nosotros como creadores como para los usuarios que han decidido confiar en esta red desde el principio, a pesar de estar inconclusa. Os damos las gracias por el apoyo.

Dice el refrán que “Roma no se construyó en un día” y Truekenet tampoco, por supuesto. Todos los elogios y todas las críticas son bienvenidas, pues nos ayudan a mejorar. Una de las cuestiones que más atención atrae y más preguntas genera es la de los “créditos”. Aquí vamos a exponer algunas de las preguntas que se nos han formulado, junto a sus respuestas:

¿Qué son los créditos y cómo se usan?

Los créditos son una moneda virtual, o moneda local al estilo “LETS”, ligada a la red Truekenet y destinada a facilitar los intercambios entre usuarios. Mediante su uso los trueques se flexibilizan al máximo al permitir los intercambios indirectos, es decir, aquellos en los que no se requiere que ambos truekeros intercambien artículos el uno con el otro, sino que uno de ellos obtiene créditos de la otra parte, que puede utilizar más adelante en trueques con otros usuarios distintos.

Los créditos se usan como dinero, pero a diferencia de este, los créditos actúan como si de un artículo más de intercambio se tratara, no como intermediario exclusivo. Esto significa que cualquier artículo o conjunto de ellos se puede intercambiar por su cantidad equivalente en créditos, pero también se puede intercambiar en parte por productos y por otra parte en créditos. Por ejemplo, si un televisor está valorado en 30.000 CRT, se podría intercambiar por otro artículo que valga 20.000 CRT más 10.000 CRT en efectivo (u otra cantidad a negociar).

¿Pueden los créditos crearse de la nada?

A algunas personas les extraña que una moneda se pueda crear virtualmente, así “de la nada”; pero el hecho es que hoy día TODAS las monedas de curso legal se generan así. Es perfectamente legítimo y de hecho, por definición, no hay otra manera de fabricar moneda que no sea esa. Recomendamos leer otras entradas de este blog o buscar información adicional para conocer cómo se genera el dinero.

El dinero en su origen es simplemente un medio para facilitar los intercambios, aunque hoy día se haya convertido para algunos en un fin en sí mismo. Pero lo cierto es que el dinero no tiene valor en sí mismo, sino un valor fiduciario; o sea, un valor respaldado por la credibilidad que los usuarios le otorgan. Sin esta confianza o “crédito” que la gente deposita en el dinero, éste no sería más que papel y metal sin valor, o numeritos tecleados en una computadora. Si la gente lo acepta es sólo porque sabe que luego lo va a poder utilizar en otro intercambio comercial.

Evidentemente, la creación del dinero debe seguir unas reglas, no se puede crear de forma incontrolada, ya que resultaría caótico y no podría cumplir su función. Antiguamente se usaban objetos de uso común que todo el mundo aceptaba por conveniencia; luego se empezó a usar el oro (que únicamente tiene valor debido a su escasez, pero por sí mismo apenas satisface ninguna necesidad humana… Es bonito, eso sí, pero… su valor no deja de ser fiduciario); después se empezó a usar el patrón oro, pero hoy día se genera a partir de la deuda con otras normas diferentes.

Los créditos de Truekenet se podrían asemejar a esos objetos que se usaban en la antigüedad como moneda de cambio no exclusiva (bolsitas de sal, caracolas, plumas, etc.). Aquellos objetos no tenían gran valor en sí mismos, pero llegaron a ser aceptados como medio de intercambio al ser fáciles de transportar, lo que facilitaba mucho el trueque. Por supuesto, el trueque directo seguía coexistiendo y también había trueques mixtos, como los que propone Truekenet. Realmente… ¿qué más da? No importa lo que actúe de intermediario, mientras sea aceptado por la mayoría. En este caso Truekenet propone que sean “unos y ceros” la moneda de intercambio, es decir, una moneda virtual que no tiene forma física. Ahora esto es posible gracias a las nuevas tecnologías, que agilizan mucho la tarea.

No obstante, Truekenet no ha inventado nada, ya que este tipo de monedas se están creando desde hace décadas, sobre todo en pequeñas comunidades, y hoy día se conocen como LETS (Local Exchange Trading Systems). Hay mucha teoría escrita sobre esta forma de crear moneda y su funcionamiento está más que probado.

Truekenet tiene sus propias normas para crear moneda a través de bonificaciones. Normas que van ligadas al volumen de comercio de la red y que priman su buen uso. Está inyección de créditos dentro de la red estará siempre regulada, de manera que sea imposible su falsificación o su producción desmedida, evitando provocar disfunciones en el sistema.

¿Por qué llamarlos créditos?

El nombre de “créditos” para este tipo de monedas alternativas ya se ha utilizado en varias ocasiones y se sigue utilizando. La más conocida es la moneda de la Red Global de Trueque argentina.

La palabra crédito significa confianza o credibilidad, la que los usuarios le otorgan en su uso. Aunque hoy día esta palabra se asocia a deudas y a la banca, en realidad nos pareció buena idea revalorizar la palabra crédito en honor a la malograda Red Global de Trueque, que en estos momentos se está recuperando del sabotaje y campañas difamatorias a las que fue sometida por parte de intereses particulares muy poderosos que no estaban de acuerdo con el nuevo sistema de economía solidaria y libre.

En fin, el éxito sin precedentes que la Red Global llegó a tener en tan escaso tiempo merecen todos los elogios posibles, así que lo menos que Truekenet podía hacer era nombrar a su moneda de la misma manera.

¿Para qué usar créditos si se pueden usar monedas de curso legal?

Hay quien se pregunta para qué vamos a crear una nueva moneda si ya tenemos un montón de curso legal. Bueno, la respuesta está muy clara: Truekenet apuesta por un sistema económico alternativo al actual.

Actualmente el dinero se genera a través de la deuda y con unas reglas que sólo favorecen a la banca y a intereses particulares y, por tanto, a unas poquísimas personas en detrimento del resto. Sin entrar en profundidad en este tema, debemos decir que todas las crisis económicas que sufrimos, la precariedad laboral, el consumismo desmedido, la tremenda desigualdad económica entre naciones y personas… Todo esto… está ligado a la manera fraudulenta en la que actualmente se genera el dinero. Es por ello por lo que Truekenet pretende ofrecer otra manera de hacer comercio y generar riqueza, sin especulación ni usura de por medio.

Existe interesante bibliografía y buenos documentales que tratan este tema transcendental en profundidad. Esta información no es difícil de encontrar para quien desee buscar.

¿Por qué se regalan los créditos?

Los créditos se regalan porque es la manera más sencilla y congruente de introducir moneda dentro de la red, teniendo en cuenta que sus miembros no se conocen entre sí.

Venderlos a cambio de dinero de curso legal, como hacen otras webs, no nos parece lícito. No vamos a caer en este tipo de hipocresías, aunque este dinero lo sigamos necesitando para algunas cuestiones de mantenimiento.

En redes o clubes de trueque en los que las personas se conocen entre sí no habría inconvenientes en entregar a cada usuario una cantidad en créditos equivalente al valor de su artículo, ya que siendo un objeto los demás usuarios saben que de veras lo posee, o siendo un servicio pueden reclamar con facilidad su consecución. También se podría repartir una cantidad equivalente a cada uno, ya que todos se conocen y si alguno de ellos sólo recibe sin dar nada a cambio, las críticas de los demás se harán notar.

El hándicap de Truekenet es que al no conocerse los usuarios entre sí, no podemos garantizar que los bienes sean reales o que los servicios se vayan a realizar. Así que la única manera de introducir la moneda virtual sin tener que venderla es regalándola en pequeñas dosis. Por supuesto podría ocurrir que alguien que, por ejemplo, recibe 1000 créditos por registrarse, obtenga con esos créditos un artículo y a cambio nunca ofrezca nada. Pero estos casos serán marginales, pues son cantidades nimias por las que nadie va a tomar tantas molestias si de veras no está interesado en el trueque. Y además, aunque esto ocurra, en nada afecta al sistema de la red, ya que igualmente se ha generado comercio, el otro usuario recibe sus créditos que podrá usar a su vez sin problemas. Recomendamos no aceptar créditos de truekeros que todavía no hayan intercambiado algún artículo o que sólo ofrezcan créditos al principio, así evitamos a los desaprensivos.

Las bonificaciones se reciben poco a poco a la vez que se hace uso de la red; por tanto, los créditos están ligados a la producción, no a la deuda. En resumen, quien haya obtenido créditos es porque se los ha merecido (a excepción de los que se regalan al principio).

¿Por qué darle un valor equivalente al euro?

Determinar el valor de los créditos nos generó algún quebradero de cabeza. No nos gustaba la idea de equipararlo a una moneda de curso legal, ya que entonces estaríamos otorgándole a los créditos el respaldo de otra moneda a la que precisamente estamos rechazando. Llegamos a pensar en darle un valor equivalente a una hora de trabajo, pero resultaba tan subjetivo que lo único que íbamos a lograr era una enorme confusión en los usuarios a la hora de valorar sus artículos. De modo que no tuvimos más remedio que darle un valor equivalente a una moneda estable como el euro, sólo por cuestión de comodidad, porque a fin de cuentas lo mismo da.

Claro está que los valores en créditos son orientativos nada más. Todos los trueques deben ser negociados primeramente con otro usuario, así que por mucho que alguien valore su artículo en un millón de créditos, si ningún otro truequero ofrece artículos a cambio con valor superior a mil créditos, por ejemplo, sólo podrá hacer trueque por esa cantidad. Es subjetivo, los usuarios marcan los precios.

Finalmente se decidió dar una equivalencia de 100 a 1 para evitar decimales y para que no se tenga tan presente el valor del euro, sino algo distinto. Si escogimos al euro fue por simplicidad, nada más. Si éste se devalúa, los créditos lo harán en la misma medida sin que ello perturbe el funcionamiento de la red. Con el tiempo puede que los créditos obtengan su propio valor y en ese caso simplemente se dejará de tener en cuenta al euro a la hora de valorar los artículos.

¿Por qué dar un valor orientativo a los artículos?

También hay personas que critican el propio uso de los créditos o de cualquier otra manera de valorar los artículos. Algunos firman que lo mejor es dar y recibir sin más reglas. Vale, a nosotros la idea nos parece ideal y ojalá que algún día lleguemos a un nivel de conciencia tal en el que las personas sean capaces de dar sin pretender recibir nada a cambio, sólo confiando en que va a ser así; e igualmente personas capaces de recibir sin sentirse en deuda y sin pensar “si es gratis es que hay algo raro o es que en el fondo quiere algo”. El día en el que veamos esa actitud en una buena parte de la población… Ese día… se habrá conseguido precisamente el objetivo principal de Truekenet. Mientras tanto, seguirá siendo oportuno (no obligatorio) darle un valor orientativo a los artículos.

Repetimos: Se trata de un valor orientativo únicamente, nada que ver con el valor fijo en euros o dólares que se puede encontrar en una tienda. Es un sistema completamente distinto. Ambas partes deben negociar el trueque y todo el proceso es subjetivo, pues el valor dependerá de cada situación. Es un mercado que se regula así mismo en un tipo de comercio lineal, donde los artículos adquieren el valor que los usuarios le otorgan, no el que se marca desde “arriba” con las tácticas especuladoras de este sistema económico piramidal que nos rodea. Y sea como sea, cualquier usuario puede donar artículos o dejar a cero la casilla de los créditos. Truekenet es una red libre y flexible.

Sin la existencia de los créditos no sería posible hacer intercambios indirectos, se perdería la flexibilidad en la red y la comodidad que proporciona disponer de un valor orientativo de los artículos. En Truekenet se pretende hacer el trueque fácil y fexible; aunque aprender el sistema de negociaciones con créditos pueda llevar media hora de aprendizaje, a la larga resultará mucho más cómodo que un sistema de intercambio sin regular.

Bueno, pues espero con esto haber aclarado las dudas de quien las tenga. Aquí está Truekenet como herramienta y sistema de comercio alternativo. Quien lo quiera usar bienvenido es, y a quien no le interese… pues no pasa nada; tan amigos, jeje, que aquí no se obliga a nadie.

Un saludo.

Los atentados contra el Club del Trueque

Written by TRUEKENET
septiembre 17th, 2010

Hoy vamos a poner un revelador artículo que denuncia el mayor ataque contra la economía alternativa en nuestros tiempos modernos. Nos referimos al sabotaje que sufrió la famosa Red Global de Trueque de Argentina, que llegó a tener ¡cinco millones de usuarios!

El artículo lo leí en una magnífica web argentina llamada Autosuficiencia Económica. Os pongo el enlace directo al artículo: http://www.autosuficiencia.com.ar/shop/detallenot.asp?notid=113, aunque os lo vamos a pegar también abajo.

Merece la pena leerlo:


Los atentados contra el Club del Trueque

El fondo ideológico que subyace al sabotaje que sufrió el sistema es la inevitable confrontación entre dos modos de ver el mundo: El del trueque, amigable con el medioambiente y con todos los actores sociales y el de los que han tomado al planeta como rehén.

Durante el terrible terremoto de Kobe la ayuda del gobierno quedó bloqueada durante unos días debido a que los recursos estaban demasiado centralizados. Cuando finalmente llegó el auxilio, las autoridades se encontraron con que algunas organizaciones de la propia comunidad habían hecho ya una importante contribución. Con el fin de estar mejor preparados para enfrentar desastres que dejan aisladas a las poblaciones, algunos investigadores japoneses se interesaron por la experiencia descentralizada y autogestiva de la Red Global de Trueque. Unos años más tarde a fines del 2001, los argentinos tuvimos otra clase de catástrofe, el derrumbe del sistema bancario. En esa ocasión, la Red Global de Trueque (RGT) demostró su potencial para ofrecer a la sociedad una rápida respuesta ante una crisis.

La RGT no sólo brindó soluciones a una población sin dinero y con escasos medios de subsistencia, sino que generó un contexto de intercambio para que productores rurales pudieran levantar sus cosechas canjeando parte de ella por mano de obra y sirvió de apoyo a muchos municipios colapsados por la demanda social. En este sentido tanto la opinión publica como la de observadores internacionales coincide en que el estallido social hubiese sido más violento de no haber existido la Red. Un caso dramático fue el de los cartoneros de Quilmes que quedaron sin compradores de material reciclado durante “el corralito” a fines del 2001. Respondiendo a un angustioso llamamiento del intendente, la Red incorporó a más de quinientas familias de cartoneros al sistema de trueque y se pudo superar el trance.

El gobierno desbordado por la catástrofe social también solicitó la ayuda del Trueque que solidariamente abrió sus puertas a una población que se quedaba sin trabajo y sin comida. La organización participó de los comités de crisis y fue generosa, pero a costa de exponerse a las demandas de una sociedad indigente. Durante aquellos sombríos meses, el trueque fue el sustento y refugio para muchos desposeídos y hambrientos. Se fue masificando hasta hacerse incontrolable. En muchos clubes, se produjo desabastecimiento de los productos básicos como harina, aceite, azúcar o verduras.

Uno de cada siete habitantes encontró en este mercado complementario un medio de vida digno y una esperanza en un país que se debatía en la peor crisis de su historia. Según una encuesta de Gallup, publicada en abril de 2002, más del 60% de la población realizaba o pensaba realizar trueque en los siguientes tres meses.

Fue un aporte impresionante a muchos argentinos en forma directa o indirecta, por el que la Red nunca esperó ni pidió retribución. Sin embargo, ocurrió lo inimaginable. Cuando amainó la tempestad y se empezaron a implementar los subsidios asistenciales, como el plan para jefes de familia, La Red Global de Trueque comenzó a ensombrecerse. Algunos medios de prensa que en medio de los saqueos y cacerolazos habían sido elogiosos con el trueque se volvieron de pronto esquivos y críticos. Por otra parte, se orquestó una maniobra de falsificación de los bonos de descuento de la RGT con el único fin de desacreditar y poner en crisis al sistema de trueque. Esta maniobra fue realizada en forma artera e indiscriminada, alcanzando en algunas zonas al 90% de los bonos. Algunos falsificadores llegaron a imprimir con el mismo papel de seguridad que se utiliza para confeccionar en la actualidad los documentos nacionales de identidad y los cheques bancarios, el mismo que se empleaba para los vales de trueque, el papel Witcel autocheck. Tiene una filigrana con un obelisco que se puede ver a trasluz. Se trató de una acción sincronizada que requirió de la coordinación de decenas de imprentas para producir cientos de millones de bonos en pocas semanas. Quienes la urdieron disponían de suficiente dinero, si se tiene en cuenta las importantes sumas que se le ofrecían a las imprentas. Luego, esos bonos eran vendidos a inescrupulosos por monedas, lo que habla a las claras de que el fin no era lucrar sino crear caos en la Red. Los reducidores también interceptaban a los prosumidores para tentarlos con pilas de vales falsos y de este modo la contaminación se dispersó por todo el territorio nacional.

La dirigencia de la Red Global de Trueque denunció los ilícitos ante la Justicia y la policía Federal detuvo a decenas de personas calculándose en más de 50 las imprentas implicadas en la falsificación. Salió en todos los medios porque los delincuentes también falsificaban patacones, Lecop y otras monedas. Existen varias causas abiertas contra falsificadores en distintos puntos del país. La organización pidió ayuda a las autoridades aportando datos, pero los investigadores parecen estar más interesados en deambular entre las bizarras internas de los clubes de trueque, en vez de desentrañar la urdimbre y la cadena de complicidad entre promotores, falsificadores y pasadores.

Cada día se hace más obvio que además de querer acabar con la experiencia de autogestión económica ciudadana más importante del mundo, se busca amedrentarla y desprestigiarla de tal modo que ya nadie quiera volver a hacer un intento semejante. Como en la novela de Orwell 1984, el Hermano Grande no sólo destruye físicamente a quienes tienen una idea distinta al pensamiento hegemónico, sino que pretende además que la idea nunca haya sido concebida. Esto se desprende de los esfuerzos que están haciendo algunos teóricos, distanciados de la práctica, para rescribir la crónica y fundamentos de esta gesta, reinterpretándola a su antojo y por la metodología empleada en las intrusiones en la sede central de la organización para robar documentación histórica.

Es bien conocida la campaña que desde hace años viene realizando la consultora de Organismos Internacionales Heloisa Primavera para quebrar el movimiento de trueque en la Argentina. Dentro de nuestras fronteras, ha hostigado y desprestigiado incansablemente a la Red Global de Trueque, algo que no la inhibe de presentarse como integrante de la misma cuando viaja al exterior. También se arroga la representación de la Red del Trueque Solidario, una organización en la que sembró odio y divisionismos llevándola casi a la desaparición. Más allá de su rol de comentarista de difícil lectura y su habilidad para arrimarse al grupo fundador, es poco el aporte que ha hecho esta brasileña a la teoría y a la práctica del trueque. Gattopardista y despechada, tuvo su máximo momento de gloria cuando un conocido matutino porteño publicó “su verdad” maniqueísta sobre las dos grandes redes de intercambio del país, una versión de la teoría de los dos demonios aplicada al trueque.

Asimismo es particularmente sugestiva la desopilante campaña de desprestigio de la RGT lanzada por Radio 10 y Canal 9, conocidos medios mercenarios propiedad de Daniel Hadad (mayo, junio y julio de 2002). Estos difamaron a los fundadores de la RGT con el anuncio de su fuga del país, cuando en realidad habían viajado al exterior a inaugurar un club de trueque en Barcelona y a dar una conferencia en Paris, en la Casa de la América Latina. En Europa los fundadores también tuvieron oportunidad de denunciar el sabotaje sufrido por la red ante Amnesty International, France Liberté y otras organizaciones de derechos humanos, economía social, sindicatos, universidades. Este viaje había sido anunciado a la prensa con anterioridad. Algo que no ignoraban los noteros de Hadad y algunos voceros de la Red del Trueque Solidario, quienes continuaron sosteniendo la versión de la fuga, a pesar de los artículos publicados en Liberation, Le Nouvel Observateur, Le Monde, El Periódico de Cataluña, El País, La Vanguardia, el diario de Murcia, La Nación, etc. Medios que dieron amplia cobertura a la gira. En Paris la señora Dannielle Mitterand, viuda del ex-presidente francés recibió a los fundadores de la RGT y escribió una carta abierta a los legisladores argentinos pidiendo una pronta sanción de la ley del trueque.

Investigadores de universidades renombradas como Harvard, Cambridge, Oxford y Yale para citar algunas, viajaron a la Argentina para conocer de cerca la experiencia del trueque. Es permanente la visita de periodistas, estudiantes y economistas de Inglaterra, Estados Unidos, Japón, Francia, Alemania, Suecia, Italia, España, Noruega, Suecia, Austria y Corea entre otros. En el exterior se está organizando un movimiento de apoyo y solidaridad con la Red Global de Trueque para que la opinión pública y las organizaciones de economía social y derechos humanos conozcan la persecución política que está sufriendo.

El 3 de septiembre de 2002 frente al Ministerio de Trabajo, Rubén Ravera, Carlos De Sanzo y Horacio Covas, los creadores de la Red Global, denunciaron un complot para destruir este sistema económico. Según ellos, estos ataques despiadados buscaban el desprestigio mismo del modelo y la fractura de la confianza colectiva, el pilar que lo sostiene. También se dejaron asentadas denuncias y se reiteraron los pedidos al Congreso y el Senado para impulsar una Ley del Trueque que asegurara garantías jurídicas para la actividad.

Ya en vísperas de las elecciones de 1996, la RGT tuvo las primeras falsificaciones y la manipulación por parte de punteros políticos de los clubes de trueque para hacer campaña. Esto obligó al primer cambio de créditos. Hoy el panorama es semejante. El club del trueque puede haber aparecido como una amenaza al pensamiento único y una posible competencia política. El propio FMI había exigido la desaparición de los vales de trueque junto con las cuasimonedas y según un artículo aparecido el 27 de noviembre de 2002 en un diario Gara del País Vasco, un senador norteamericano declaró que el sistema de trueque podría ser considerado terrorismo económico. También hubo un reclamo desde sectores del comercio para que se terminara con los clubes de trueque. Esta hostilidad y la intención de criminalizar al club del trueque se reflejan claramente en el descabellado intento de Canal 9 de relacionar a la RGT con las desaparecidas Brigadas Rojas simplemente porque Toni Negri elogió esta iniciativa calificándola de “contrapoder”.

Estas chicanas arrogantes están en sintonía con la intolerancia de quienes tratan de imponer a sangre y fuego en nuestros países un modelo económico que deja a pueblos enteros sumidos en la ruina y la desesperación. Es lógico que se sientan molestos frente una alternativa pacífica y popular que pone al descubierto la insensibilidad social e incompetencia de los tecnócratas. Es predecible el escozor ya que la experiencia del trueque en la argentina es la demostración viviente de que se puede vivir con lo nuestro, sin el fatalismo impotente de la alternancia de la parálisis económica y la inflación infame. Es inevitable que se sientan incómodos porque con el trabajo y la creatividad de la gente común se ha podido crear bienestar y hacer frente a la peor de las crisis. Pero, por sobre todo, lo que más los preocupa, es que la experiencia del trueque en la Argentina demuestra rotundamente que es posible vivir sin usura, sin especulación financiera y sin dinero. Este es el fondo ideológico que subyace a los atentados contra el trueque. Es la consecuencia de la inevitable confrontación entre dos modos de ver el mundo: El del trueque, amigable con el medioambiente y con todos los actores sociales y el de los que han tomado al planeta como rehén.

Afortunadamente, contra Truekenet no podrán hacer lo mismo, ya que es imposible falsificar nuestros créditos, ¡porque son virtuales! jejeje ;D

¿Qué es un club de trueque?

Written by TRUEKENET
mayo 22nd, 2010

Un club de trueque es una organización de “prosumidores”, término acuñado por el futurólogo Alvin Toffler, en su libro «La Tercera Ola» (1979) y que define a las personas que son, a un mismo tiempo, productores y consumidores de bienes y servicios.

En el caso de los clubes de trueque, este doble rol se materializa a través del intercambio productos y servicios mediante trueque multirrecíproco en donde no se emplea dinero ni trueque directo, sino unos vales llamados créditos.

Estos grupos no poseen identificación política, religiosa ni de ningún otro tipo que no sea la estar integrados por prosumidores.

El Trueque como herramienta:

Originariamente se denomina trueque al intercambio de productos entre dos personas, sin la presencia del dinero.

Este mecanismo es tan antiguo como el hombre mismo, representa la más primitiva actividad comercial de la humanidad y, por realizarse entre dos personas, se lo denomina trueque recíproco.

En el caso de los modernos clubes de trueque el concepto adquiere nuevas dimensiones y características. En efecto, se trata del trueque multirecíproco. Esto quiere decir que cada prosumidor vuelca a la red sus productos y, como contraprestación, toma de la red los productos que ésta le ofrece para cubrir algunas de sus necesidades insatisfechas.

Este mecanismo de economía alternativa no trata de reemplazar a la economía formal, de la que siempre se pretende formar parte. Por el contrario, el objetivo es ser un complemento para aquellos que, por diversas circunstancias están parcial o totalmente fuera del sistema económico, obtienen tiempo y vocación para mejorar su situación actuando plenamente como prosumidores.

La historia de las cosas

Written by TRUEKENET
abril 29th, 2010

Magnífico vídeo que nos ilustra acerca del origen y destino de cada una de las cosas que usamos en nuestra vida cotidiana. Nos enseña a ser conscientes del precio real de los productos que consumimos: además del coste material, están los costes sociales, medioambientales, etc.

Comercio justo

Written by TRUEKENET
abril 29th, 2010

El comercio justo es una forma alternativa de comercio promovida por varias organizaciones no gubernamentales, por Naciones Unidas y por movimientos sociales y políticos (como el pacifismo y el ecologismo) que promueven una relación comercial voluntaria y justa entre productores y consumidores. Los principios que defiende el comercio justo son:

* Los productores forman parte de cooperativas u organizaciones voluntarias y funcionan democráticamente.
* Libre iniciativa y trabajo, en rechazo a los subsidios y ayudas asistenciales (de alli la frase del comercio justo: «Comercio, no ayuda»).
* Rechazo a la explotación infantil.
* Igualdad entre hombres y mujeres.
* Se trabaja con dignidad respetando los derechos humanos.
* El precio que se paga a los productores permite condiciones de vida dignas.
* Los compradores generalmente pagan por adelantado para evitar que los productores busquen otras formas de financiarse.
* Se valora la calidad y la producción ecológica.
* Cuidar del medio ambiente
* Se busca la manera de evitar intermediarios entre productores y consumidores.
* Se informa a los consumidores acerca del origen del producto.
* El proceso debe ser voluntario, tanto la relación entre productores, distribuidores y consumidores.

Es favorable a la libertad de comercio en iguales condiciones es decir abolir las restricciones discriminatorias a productos provenientes de países en desarrollo, desde materia prima a manufacturas o tecnología. Así se evita la discriminación y el proteccionismo. Intenta también evitar las grandes diferencias entre el precio que pagan por un producto los consumidores del primer mundo y el dinero que se les paga a sus productores en el tercer mundo, además de evitar la explotación de los trabajadores. Además, esto contribuye a compensar los efectos de la obsesión consumista por el precio más barato, sin otra consideración, y sus consecuencias:

* Progresivo deterioro de la calidad y durabilidad de los productos.
* Explotación de los productores (talleres de trabajo esclavo).
* El precio justo, es decir, que éste no contenga componentes influenciados por intervenciones o subsidios estatales que distorsionan el concepto de comercio justo. Las distorsiones y consecuentes quejas en el mercado derivadas de los subsidios son elevadas por las partes interesadas a la Organización Mundial del Comercio.

El comercio justo puede ser considerado una versión humanista del comercio libre, que al igual que este es voluntario entre dos partes, y no tendría lugar si ambas partes no creyeran que iban a salir beneficiadas.

Fuente original: Wikipedia

El patrón Oro

Written by TRUEKENET
marzo 8th, 2010

El patrón oro consistía en algo tan simple como definir una divisa en términos de oro. Así, por ejemplo, el dólar americano estaba definido como una veinteava parte de una onza de oro; y la libra esterlina era aproximadamente una cuarta parte de una onza de oro. Es decir, tener un dólar equivalía a tener un “vale por 1/20 onzas de oro”. Puesto que la definición de cada divisa en términos de oro era fija, bien podríamos decir que existía una moneda única mundial, que era el oro. Por motivos de comodidad la gente usaba billetes de papel para hacer las compras y ventas. Luego, uno podía ir al banco a que le cambiaran el papel por su equivalente en oro. Su abandono comenzó durante la primera guerra mundial, puesto que los gobiernos beligerantes necesitaban imprimir moneda sin tener la capacidad de redimirla en metal. Después de la segunda guerra mundial, fue sustituido por el patrón cambio oro.

El patrón cambio oro es un sistema monetario por el cual se fija el valor de una divisa en términos de una determinada cantidad de oro. El emisor de la divisa garantiza poder devolver al poseedor de sus billetes la cantidad de oro en ellos representada. Este sistema se reimplantó en Bretton Woods, cuando surgió el Fondo Monetario Internacional (FMI). Las divisas que garantizaban el cambio al oro fueron el dólar y la libra esterlina. Este sistema dio lugar a una estabilidad relativa y duradera, hasta 1971, cuando el presidente Nixon suspendió la convertibilidad del dólar en oro surgiendo así el patrón fiduciario actual (dólar, euro, yen, etc.).

La vigencia del patrón oro, que imperó durante el siglo XIX como base del sistema financiero internacional, terminó en el siglo XX, sobre todo a raíz de la Primera Guerra Mundial, de forma que ya no se utiliza en ningún lugar del mundo. Suiza fue el último país en abandonarlo en 1998.